Nakba
   Tiempo de lectura - 9

La perdurable influencia de la Nakba: Una perspectiva histórica

La Nakba, término que se ha convertido en sinónimo de la narrativa palestina del conflicto palestino-israelí, ocupa un lugar importante en la historia y la política de Oriente Próximo. Su influencia se ha dejado sentir en todo el mundo árabe, moldeando el pensamiento político de la región y las acciones de sus líderes. Este artículo se adentra en los orígenes de la Nakba, sus diversas interpretaciones a lo largo del tiempo y su perdurable impacto en la región.

I. El nacimiento de la Nakba

El término "Nakba", que apareció tras la creación del Estado de Israel en 1948, suele entenderse como una catástrofe que sobrevino a los palestinos y que provocó el desplazamiento de muchas personas como consecuencia de la guerra de independencia israelí, declarada a Israel por Egipto, Siria, Líbano, Transjordania, Arabia Saudí, Irak y Yemen.

La guerra fue acompañada de un éxodo masivo (más de 700.000 personas) de la población árabe palestina de los territorios bajo control israelí. Por otra parte, tras la decisión de la ONU sobre la partición de Palestina, más de 800.000 judíos fueron expulsados o huyeron de los países árabes a Israel y algunos otros países.

El 15 de mayo de 1998, Yasser Arafat, entonces presidente de la AP, acuñó el "Día de la Nakba" cuando Israel celebraba su 50 aniversario. Desde su cuartel general en Cisjordania, Arafat leyó ante un micrófono una especie de "orden de marcha" para ese día, un discurso retransmitido por las emisoras de radio de la AP y por los altavoces de las calles.

Cuando el Acuerdo de Paz de Oslo de 1993 aún estaba en vigor y todavía prometía una oportunidad para una solución de dos Estados al conflicto, Arafat decidió convertir la narrativa palestina en un arma, declarando una guerra indefinida a Israel.

Sin embargo, los orígenes del concepto van más allá de los acontecimientos de 1948.

La influencia perdurable de la Nakba

Constantin Zureiq, destacado intelectual árabe, suele ser considerado uno de los primeros defensores de la Nakba como herramienta para la autotransformación árabe. En su libro El significado de la Nakba, Zureiq describía la derrota árabe a manos de Israel como una revelación de la inferioridad de los árabes, que requería una revolución completa del pensamiento y la vida árabes.

II. La Nakba como herramienta revolucionaria

La interpretación de Zureiq de la Nakba tuvo profundas implicaciones para el mundo árabe. Consideraba la lucha contra el sionismo como un catalizador para la superación y la unidad árabes. Esta perspectiva resonó en muchos líderes e intelectuales árabes que vieron en la Nakba una oportunidad para movilizar a las masas en un frente unido contra un enemigo común: Israel.

Esta línea de pensamiento generó una oleada de revoluciones árabes que comenzó con el golpe de Estado en Siria en 1949 y culminó con la llegada al poder de figuras como Gamal Abdel Nasser, Hafez Assad y Saddam Hussein. Estos líderes adoptaron la Nakba como grito de guerra para sus movimientos contra el Estado judío, haciéndose eco del llamamiento de Zureik a la unidad árabe y a la autotransformación frente a la adversidad.

III. La Nakba y el movimiento nacionalista árabe

El concepto de la Nakba desempeñó un papel crucial en el movimiento nacionalista árabe del siglo XX. Bajo el liderazgo de Nasser y otros, el nacionalismo árabe pretendía unir a los Estados dispares de Oriente Próximo en una única entidad panárabe capaz de ejercer una influencia mundial. La Nakba sirvió como potente símbolo de la lucha árabe contra la dominación extranjera y la división interna.

La influencia perdurable de la Nakba

Sin embargo, esta visión de una nación árabe unificada estaba plagada de contradicciones y tensiones internas. La creación de Estados árabes como Líbano, Siria y Jordania fue vista por algunos como una traición a la causa panárabe, lo que condujo a una mayor fragmentación y conflicto.

IV. La Nakba en la era de la Nueva Izquierda

El ascenso de la Nueva Izquierda en la década de 1960 aportó una nueva lente interpretativa a la Nakba. Para estos intelectuales, la Nakba no era sólo un símbolo de la unidad árabe y de la lucha contra el sionismo, sino una herramienta para una revolución social y política más amplia. Veían en la causa palestina una oportunidad para desencadenar una transformación radical de la sociedad y la cultura árabes.

Este cambio de perspectiva propició la aparición de nuevos movimientos revolucionarios en Oriente Medio, como la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). Estos grupos adoptaron la Nakba como grito de guerra para su causa, situando la lucha por Palestina como motor del cambio revolucionario árabe.

V. La Nakba y el islamismo

El auge del islamismo en la última parte del siglo XX introdujo otra dimensión en la Nakba. Grupos como HAMAS, Estado Islámico y Hezbolá, aunque compartían el objetivo más amplio de la destrucción de Israel, consideraban la causa palestina como parte de una lucha más amplia contra el statu quo, y no como una cuestión estrictamente nacionalista.

La influencia perdurable de la Nakba

Esta reinterpretación religiosa de la Nakba, combinada con el antisemitismo tradicional y los sentimientos antiisraelíes, dio lugar a nuevas expresiones de resistencia contra Israel. Para estos grupos, la lucha contra Israel no consistía sólo en liberar Palestina, sino en derrocar el orden existente y establecer un Estado islámico.

VI. La Nakba en la era moderna

En la era moderna, la Nakba sigue ocupando un lugar importante en la memoria colectiva de los palestinos y del mundo árabe en general. Sin embargo, su interpretación e impacto han evolucionado con el tiempo.

Acontecimientos recientes, como el auge del Estado Islámico y los Acuerdos de Abraham, sugieren un posible cambio del papel de la Nakba en la política de la región. Aunque los sentimientos antiisraelíes siguen siendo fuertes, cada vez se reconoce más que la causa palestina es una cuestión entre muchas otras y que no debería ser rehén de la diplomacia de la región.

Al mismo tiempo, la causa palestina sigue siendo instrumentalizada por diversos actores políticos, tanto dentro como fuera del mundo árabe. Ya sea como herramienta para movilizar a las masas, como símbolo de resistencia contra la dominación extranjera o como grito de guerra a favor de un cambio revolucionario, la Nakba sigue resonando en el discurso político de la región.

Conclusión

De hecho, el libro "El significado de la Nakba" no está dedicado a la tragedia del pueblo palestino. Según Zureiq, el crimen que representaba la Nakba se cometió contra todo el pueblo árabe, una entidad política románticamente entendida en la que Zureiq y sus compañeros nacionalistas árabes creían fervientemente. Y resulta que Zureiq no era en absoluto partidario de un Estado palestino independiente. Para Zureik, el nacionalismo árabe era "un proyecto de civilización, no una obsesión por proteger fronteras identitarias necesitadas de protección".

La influencia perdurable de la Nakba

Y a pesar de que Zureiq se convirtió entonces en uno de los principales defensores de una versión liberal y secularista del nacionalismo árabe, la Nakba como idea y acontecimiento histórico dejó una huella indeleble en el mundo árabe. Se utilizó como llamada a la unidad, instrumento de revolución, símbolo de resistencia y objeto de discordia. Su influencia puede rastrearse en las acciones de los líderes árabes, la ideología de diversos movimientos políticos, la memoria colectiva del pueblo palestino y el deseo de deshacerse de Israel.

"Cuando estalló la batalla, nuestra diplomacia pública empezó a hablar de nuestras victorias imaginarias, durmiendo a la opinión pública árabe y hablando de la capacidad de ganar y ganar fácilmente... hasta que ocurrió la Nakba... Debemos admitir nuestros errores... y reconocer el alcance de nuestra responsabilidad en la catástrofe que es nuestro destino", afirmó Zureik.

Aunque la Nakba sigue ocupando un lugar importante en la conciencia colectiva del mundo árabe, no es inmune a la reinvención y el cambio. Mientras la región sigue luchando con el legado de la Nakba, queda por ver cómo se interpretará en el futuro este símbolo perdurable.


También recomendamos su lectura:

Dina Rubina - CARTA ABIERTA, 170 días de cautiverio, Hamás tomó a palestinos como rehenes, El principio de "la cola mueve al perro": cómo funciona en política, Opresión en Oriente Próximo, Refugiados judíos, Una cárcel al aire libre

4.5 2 votos
Clasificación del artículo

Suscríbase a
Notificar a
invitado

1 Comentario
Más antiguo
Más reciente Más votados
Feedbacks de Inline
Ver todos los comentarios
Biho
Biho
hace 1 mes

Pecados en ambos lados


Os pedimos que sigáis difundiendo la verdad con nosotros. El mundo necesita saber lo que está ocurriendo en Oriente Medio.

Foto publicada en virtud de la sección 27a de la ley israelí sobre derechos de autor. Si es usted el propietario de esta foto, póngase en contacto con nuestro sitio web.

donativos
class="wp-image-4284"

NO OLVIDE SUSCRIBIRSE

Un boletín diario con las últimas noticias. No enviamos spam. Lea nuestra política de privacidad para saber más.

Etiquetas

Aún no hay contenido que mostrar aquí.

1
0
Me encantaría conocer tu opinión, por favor comenta.x
Chat en directo de wpSolution

Escribamos juntos una historia